San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

ENTREGARON PETITORIOS EN RECHAZO DE LA FUSION DE CURSOS

La comunidad educativa en alerta: no a la fusión de cursos

ene. 04, 2018 12:52

en Educación

Diario La Mañana de Bolívar - Educación - La comunidad educativa en alerta: no a la fusión de cursos

La comunidad educativa de la Secundaria 7, La Vizcaína, se movilizó ayer hasta la sede del Consejo Escolar para entregarle un petitorio al inspector distrital, Walter Suárez,  en el que le reclaman que deje sin efecto la medida de agrupar cursos en esa institución educativa.

La intención de los manifestantes era que también los recibiera la inspectora regional Viviana Mesón, quien no estuvo presente.

Sobre el fin de semana pasado, justo un día antes del asueto administrativo por las fiestas, se conoció la noticia de que la secundaria 7 sufriría la fusión de cursos y como consecuencia la reducción de módulos y carga horaria de algunas materias como geografía, historia, inglés. Esto generó preocupación en docentes, padres y alumnos de la comunidad educativa, quienes tomaron la decisión de presentarse ante las autoridades educativas para dejar en claro el rechazo a cualquier modificación en ese sentido.

A las 10 de la mañana de ayer, se concentró un centenar de personas entre representantes gremiales, docentes, alumnos y padres, en la plaza España frente al edificio donde funciona el Consejo Escolar. Allí fueron recibidos por el inspector Walter Suárez, quien mantuvo un tenso diálogo con los presentes.

En principio, el inspector señaló que las autoridades provinciales entienden que la fusión de cursos tiene que ver con “optimizar recursos” y que en este caso, se trata de cinco materias, de las 34 que se dictan. A esto le respondieron los docentes que en realidad creen que se trata de “ajuste” y de “desguace” de la escuela pública.

La fusión de cinco materias representa 15 módulos: cuatro de Educación Física, cuatro de Inglés, dos de Geografía, dos de Historia y tres de Matemática. “Si los cursos están separados, los alumnos tienen 2 horas quinto año y dos horas cuarto. Si están agrupados, tienen sólo dos horas entre ambos cursos” dijo el inspector, dando razón a una de las docentes que lo instó a que quede en claro la pérdida en materia de calidad educativa que se daría ante la fusión.

Se planteó además, que la medida fue dada a conocer en términos contradictorios con lo estatutario, teniendo en cuenta que esa decisión deber ser tomada de consuno entre las autoridades educativas y los representantes gremiales en los contextos de reuniones específicamente habilitadas para hacer análisis sobre estos temas. Estas reuniones deberían darse recién en el mes de mayo, según se dijo.

Los presentes le entregaron dos petitorios a Suárez, uno de ellos que da cuenta del reclamo de la comunidad educativa y el otro, redactado por Udocba. La intención del inspector distrital era recibir a una comisión designada a los efectos de simplificar la instancia de diálogo, pero no ocurrió tal cosa, sino que se dio un ida y vuelta entre los presentes y Suárez allí mismo.

Hablaron varios docentes, algunos de los cuales mencionaron que no sólo la Secundaria 7 tiene esa amenaza en ciernes sino que otras, como la de la localidad de Hale, o la misma primaria 14, que funciona en el mismo edificio, tienen sus matrículas “observadas”. Por eso exigieron garantías para poder comenzar el ciclo lectivo 2018 con alguna certeza de lo que pudiera ocurrir.


El petitorio de la comunidad

El petitorio firmado por la comunidad educativa insta a la Dirección General de Cultura y Educación, “que se revean inmediatamente las medidas adoptadas en la localidad, referente a la fusión de cursos. Se solicita a los inspectores Viviana Mesón y Walter Suárez, arbitren por donde corresponda la decisión adoptada por ellos. La misma se fundamenta en una serie de argumentos que se resumen en: violatoria de la garantización de derechos inclusivos inherentes al derecho al acceso a una educación de calidad; desconocimiento del crecimiento de la matrícula educativa en el año en curso y los subsiguientes; atentar contra la calidad educativa de jóvenes que encuentran en la institución como única alternativa  educativa y en forma concomitante con la constitución de la familia, la defensa del arraigo, la identidad regional, todos factores que sirvieron de fundamento para la creación de la escuela”.

“La decisión de los funcionarios desconoce los aspectos físicos de la institución por lo que este mismo año padece graves incompatibilidades en el uso del espacio. La educación rural requiere una interacción profunda y constante entre alumnos, docentes y equipos directivos. Con la fusión, esta ventaja comparativa desaparece dando oportunidades a la deserción, al ausentismo y a la incompletud del proceso educativo. Entendemos que se trata de una decisión burocrática técnica y bajo una racionalidad económica que se representa la primera de una decisión que servirá de escusas para otras tantas”.

“Detrás de cada alumno, que pueden ser dos o pueden ser veinte, detrás de cada papá, detrás de cada docente, hay una vida en el campo, hay una vida rural que debemos defender dentro de un modelo de desarrollo rural que no se mira. Se mira un número, se mira una cantidad de dinero que se invierte en Educación (…) esa comunidad es ejemplo en Latinoamérica, por lo que implica en cada familia y la repercusión que tiene en cada uno”, dijo la ex vecina de la localidad, Andrea Sarnari, quien se emocionó al señalar la importancia de esa escuela emplazada en medio del campo y se reconoció como “una de las 17 razones”,  que constituyeron la primera promoción.

Por su parte, la docente Ana Chaves, quien se desempeñó oportunamente como inspectora regional, le dio algunos “consejos” a Suárez, en relación a que el inspector plantee las excepciones que tiene a disposición, para evitar la fusión de cursos. Y fue más allá al pedirle “por favor” que utilice esa herramienta para evitar el deterioro de la calidad educativa, la pérdida de horas de parte de los docentes y todo lo que se fue diciendo a lo largo de la improvisada reunión que duró casi dos horas.

Para los gremios docentes, esta decisión guarda estricta relación con el modelo de gobierno que implica “ajuste” y “reducción” y lo mismo piensan algunos de los integrantes de la comunidad educativa que ayer se manifestaron. “Esto va en línea con los requerimientos del Fondo Monetario Internacional, que pide ajustes en Educación”, señaló alguien.

El inspector se comprometió a elevar los petitorios ante las autoridades y volvió resaltar que no se cerrará ningún curso y mucho menos la escuela, “como se llegó a decir”.

En cuanto a los tiempos, Suárez dijo que podrían volver a reunirse con él en febrero, cuando vuelva tras el receso, aunque es muy probable que para entonces no tenga todavía ninguna certeza para darles a los padres, a los alumnos y a los docentes.

    

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00